Logopedia

La Logopedia es la disciplina que trabaja la rehabilitación de cualquier problema del Lenguaje, ya sea hablado, escrito, leído, comprensivo o gestual. Esto es, cualquier alteración que pueda afectar a la comunicación humana.

Dislalias: es un trastorno en la articulación de los fonemas. Es el trastorno del lenguaje más común en los niños, el más conocido y más fácil de identificar. Suele presentarse entre los tres y los cinco años, con alteraciones en la articulación y pronunciación de los fonemas.

Disfasia: Déficit en el lenguaje, tanto a nivel expresivo como comprensivo, sin que exista un trastorno generalizado del desarrollo, déficit intelectual, auditivo o un trastorno neurológico. Se caracteriza por un retraso cronológico de la adquisición del lenguaje, así como importantes dificultades para la estructuración del mismo.

Tartamudez: Trastorno del habla caracterizado por la repetición de sílabas, palabras o por bloqueos que interrumpen la fluidez verbal.

Dislexia y Digrafía: Dificultad para aprender a leer y escribir que presentan niños y jóvenes con un CI normal y sin problemas físicos o psicológicos que puedan provocar dichas dificultades.

Discalculia: es una dificultad de aprendizaje específica en matemáticas, una persona con discalculia tiene un cociente intelectual bastante normal, pero manifiesta problemas para comprender y realizar cálculos matemáticos.

Disfonía: Alteración de una o más características acústicas de la voz (tono, intensidad y timbre). Las causas son ambientales: ruido, humo, aire acondicionado, sequedad ambiental. Abuso y mal uso vocal: Mucho tiempo de habla, intensidad y tono elevado, tos y carraspeo continuo, etc.

Disartria: Trastorno de la expresión verbal causado por una alteración en el control muscular de los mecanismos del habla, secundaria a procesos patológicos cerebrales como tumores, traumatismos craneoencefálicos, ACV y enfermedades degenerativas.

Disglosia: Dificultad del habla debida a alteraciones anatómicas y/o fisiológicas de los órganos articulatorios. Las causas son las malformaciones congénitas, craneofaciales. Trastorno del crecimiento.

Afasia: Trastorno del lenguaje que afecta tanto a la expresión como a la comprensión del mismo, después de que ha sido adquirido, producido por lesiones en áreas del Sistema Nervioso Central.

Pacientes laringectmizados: Personas a las que por diferentes motivos se les ha extirpado la laringe. Deben aprender a fonar mediante una serie de técnicas específicas.

EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO

En la primera consulta, se valora al niño o al adulto (según el caso), con el fin de obtener un buen diagnóstico para el posterior protocolo de tratamiento. Diseñando un programa con una serie de objetivos (personalizados a cada paciente).

La frecuencia del tratamiento depende de cada paciente, pero generalmente son tratamientos de 1,2 ó incluso tres días a la semana, durante varios meses.

Las sesiones tienen una duración de aproximadamente 30 minutos.












































VolverArriba

Tratamientos

Información